Este sistema único, es capaz de renovar cristales dañados por arañazos y pintadas ácidas mediante un proceso realizado con la combinación de discos codificados por colores (Renoverdisk) capaces de renovar la superficie deteriorada, después se procede al micropulido y abrillantado del cristal dejándolo totalmente renovado y sin aguas.